PREMONICIÓN (Estados Unidos 2000)

NO SE CUMPLIÓ LA PREMONICIÓN

 

     Cuando vi el reparto tuve una premonición: esta película va a estar bien. Pues, muy a mi pesar, he de decir que no se cumplió. La nominada al Óscar por su papel en "Elisabeth" Cate Blanchett encabeza un elenco con el que ya nos gustaría contar a cualquiera de nosotros para realizar una película. Greg Kinnear, Giovanni Ribisi, Keanu Reeves y la oscarizada Hilary Swank dan vida a unos personajes introducidos en una trama de suspense que por lo floja no sabe sacar partido de ninguna de las actuaciones.

 

     Una película de misterio que tarda demasiado tiempo en plantear cual es el misterio a resolver contrasta con las lecciones del lenguaje cinematográfico tradicional. La presentación de los personajes para empezar con la trama principal, el asesinato que hay que resolver, es eterna y eso me lleva a deducir que es una historia inflada para que diera para hacer un largometraje. Creo que esa fue la razón principal del aburrimiento que me produjo, el que la mayoría de la escenas son suprimibles a efectos dramáticos y, por supuesto, estéticos.

 

     Intentar crear un misterio con un asesinato y una vidente de por medio no es nada nuevo, incluso diría que está muy visto. Pero, de todas formas, esta película no le da un tratamiento nuevo con lo que llegas a la conclusión de que la película parece que ya la has visto varias veces. El tedio llegó hasta tal punto que al final me daba igual de quién hubiera sido el asesino porque el interés me fue disminuyendo a medida que me iba aburriendo.

 

     Es difícil hablar de una película cuando no tiene ninguna virtud y esta no lo tiene.  Personajes que lejos de ser profundos se tornan en tópicos: la mujer maltratada, el marido que la pega (para poder acusarlo de asesinato), el novio engañado, la novia putón, etc. son todo un sin fin de personajes sacados de una pluma inexperta. A esto hay que unirle una dirección un poco pobre en la que no consigue generar la tensión deseada.

 

     Sam Raimi es un director curtido en mil batallas contra el terror y aquí componen una de sus peores sonatas. Una estética que ha creado en otros films, unas escenas llenas de tensión o personajes al límite no se ven reflejados en este relato, quizás por ser la primera vez que trabajaba con la pareja de guionistas Billy Bob Thornton y Tom Epperson con los que no ha llegado a encajar una historia creíble.

 

     De destacar, por destacar algo, los diálogos del juicio. Triste bagaje para une película con una cantidad de estrellas que no supieron aprovechar.

 

 

Valoración: OLVÍDALA

 

 

Fotograma