THE BEATLES: EIGHT DAYS A WEEK (Reino Unido - 2016)

UN HOMENAJE AL NACIMIENTO Y AUGE DE LOS BEATLES

 

​     Siempre que no soy objetivo, lo primero es reconocerlo. Yo soy de los Beatles desde siempre. Un grupo que se formó de la unión de dos genios (John Lennon y Paul McCartney) que sinceramente creo que no hubieran llegado a nada por separados. Pero desde niño me han encantado sus canciones. Hago mías las palabras de Elvis Costello en este documental cuando evaluaba el disco “Rubber Soul” (1965) y en el que decía que los Beatles se habían vuelto locos, que no le gustaba ese cambio de estilo. Comentaba que dos semanas después no podía dejar de oír el disco. Los Beatles se reinventaron varias veces y eso les hizo grandes. No fueron un grupo más, fueron los que abrieron las puertas y ventanas a otras formas de entender la música. Con George Harrison y Ringo Starr formaron un cuarteto tan iguales y tan diferentes a la vez.

 

            Dirigido por uno de mis favoritos, el director Ron Howard ganador de los Oscar al Mejor Director y Mejor Película por “Una mente maravillosa” (2001) y nominado por “El desafió. Frost contra Nixon” (2008), a parte de haber dirigido joyas que me encantan como “1, 2, 3... Splash” (1984), “Cocoon” (1985), “Willow” (1988), Apolo 13 (1995), “EdTV” (1999), “Cindelella man” (2005), “El código da Vinci” (2006) o “Ángeles y Demonios” (2009). Decide embarcarse en esta aventura documental para engrandecer la visión de un grupo que cambió la historia de la música. Su pasión por ello queda evidente. Para los que amamos al grupo de Liverpool es un regalo este cúmulo de imágenes y de fotos… y canciones.

 

            Por otro lado, no aporta datos nuevos que no supiéramos ya de la vida de los 4 chicos. Lo que sí hace es remarcarnos los conceptos. La unión de los 4, lo agotador de sus años desde que obtuvieron el primer nº 1 (“Please, please me” (1963)), y los cambios de estilo y disolución provocados por el desencantamiento de haber subido demasiado deprisa sin poder asimilar todo lo que estaba pasando.

 

            La historia está bien narrada, de hecho, se hace corta las dos horas que dura el documental. Te deja con ganas de más, cosa que es lo que perseguimos todos los que escribimos guiones. Aunque tiene un halo de que ya todo lo que te cuentan lo sabes o lo has visto, nunca está de más contarles a las nuevas generaciones quienes fueron esos 4 locos que les dio por revolucionar a la juventud de hace 50 años.

 

            Otra cosa que me encantó es el valor que le dieron a dos artífices de este éxito. Por un lado Brian Epstein. Era el cerebro de los Beatles. El marcaba y organizaba y elegía y hacía y deshacía. Creo que sin él no hubieran llegado lejos. Como representante de grupos que he sido, quiero dejar constancia de la importancia de esas personas que quizás no sepan tocar un instrumento pero que saben de música y de público lo suficiente como para saber qué y cómo tienen que realizar los conciertos los grupos.

 

            Otro imprescindible al que se ensalza aquí es George Martin, el productor de los discos. Oír a John Lennon diciéndole que fuera él el que tomara las decisiones de si lo que estaban componiendo era bueno o desechable nos da su verdadera imagen de un grupo que se dejó aconsejar y crear una familia alrededor suyo.

 

      Este documental es imprescindible para todos los que amamos la música y que si, no aporta nada nuevo, se ve con comodidad y con nostalgia con lo que das por bien invertido el dinero de la entrada. Aunque ya he oido voces, no le veo ganador del Óscar. No aporta nada nuevo que no supíeramos ya. Pero es de valorar que viene de regalo con media hora del concierto que Los Beatles dieron en el Shea Stadium de Nueva York en 1965. Primer concierto que un grupo tenía que dar en un estadio porque el aforo de los teatros hacía que la gente que se quedara fuera, pudiera ser peligrosa por su cantidad.

 

Valoración: BEATLES POR Y PARA SUS SEGUIDORES Y PARA LAS NUEVAS GENERACIONES

Ron Howard con Paul McCartney y el staff de rodaje

Foto del famoso concierto que ofrecieron en el Shea Stadium

Concierto en el Shea Stadium