EL CIUDADANO ILUSTRE (Argentina 2016)

BAJO PRESUPUESTO PARA UNA HISTORIA QUE TE ATRAPA

​​​

​​         Película argentina, aunque con colaboraciones de presupuesto españolas, que representará a este país andino en la próxima edición de los Oscars. Diré que siempre valoraré las películas que están basadas en buenos guiones frente a las que lo hacen con fuegos de artificio comerciales. Creo que uno de los poderes de esta cinta es ese mismo: el alardear, técnicamente, de esa falta de medios para contarnos la historia de una forma que nos acerca más a una cámara de vídeo con el que grabamos las vacaciones.

            Narra la historia de un escritor argentino que ha ganado el Premio Nóbel de literatura con sus novelas en las que relata las historias de su pueblo natal, Salas. Una invitación para otorgarle el título de Ciudadano Ilustre hará que decida volver a visitar el sitio donde transcurrió su juventud cuarenta años antes. La relación con la gente y la evocación que, de su pueblo, ha hecho en sus libros le llevará por caminos que no se imagina. Lo que subyace es una crítica a toda esa forma de vida de la Argentina rural que el propio escritor describe en sus libros.

            Ganadora de la Espiga de Plata en el Festival de Valladolid y nominada al León de Oro en el de Venecia donde sí ganó el premio al mejor actor que recayó en las manos de su protagonista Óscar Martínez

.

            Esta película es difícil de evaluar sin hacer spoiler, pero fue un lujo poder compartir, después de la proyección, del punto de vista de encargado del cine y poder debatir sobre su mensaje. Sobre todo de su final abierto. Esto da para mucho debate en el que, por respeto al público, no puedo entrar pero si diré que mi punto de vista es que de los dos finales posibles en los que se puede cerrar la historia, según el punto de vista de la percepción del espectador, es tendenciosamente e ingeniosamente manipulado por el director para darle un motivo de comentario final. Cualquier final que elijan es bueno y cuadra bien con la historia.

            Esta dirigida por el tándem inseparable Gastón Duprat y Mariano Cohn. Pese a su corta trayectoria, ya han tenido sonados éxitos juntos como “El hombre de al lado” (2009) galardonada a la mejor película en los premios de la Academia de Cine Argentino (equivalente a los Goyas en España donde fue nominada a la mejor película extranjera). Una pareja que voy a tener muy en cuenta en sus futuros trabajos. Aquí juegan a articular un modo de realización peligroso. En una película en la que destaca la ausencia de cortes de plano puede que, según las normas del lenguaje audiovisual, se ralentice hasta el tedio. Aquí es el guion ágil y con personajes pretendidamente tópicos el que te atrapa y hace avanzar la historia. La escasez del juego de plano contra plano en las conversaciones para arriesgarse a hacerlos con planos largos y fijos me resultó extraño, pero adecuado. Ya dije que la película está rodada con un tono de voyeurismo cámara en mano y prácticamente más alumbrada que iluminada. No tiene sentido, si participamos como espectadores en una conversación, el estar cambiando los puntos de vista. Genial. Seguro que los que desecharon mi corto “Ante todo… respeto” en el festival de cine de Las Palmas por su ausencia de movimientos de cámara, aquí verán una realización genialmente arriesgada.

            La premiada interpretación de Óscar Martínez me parece brillante. Un personaje que te atrapa desde el guion y que él logra que te termine de encantar con acción sutiles sin estridencias. Una persona que, quizás, vuelva a su pasado para enfrentarse a su propio yo es una figura que es rica en matices interiores. Consigue que sientas sus propios miedos y sus propias formas de enfocar la vida. Un lujo poder asistir a interpretaciones como esta. Recuerden este actor hozo el papel del padre al que, el abogado, intenta estafar en una de mis películas preferidas del cine argentino: “Relatos salvajes” (2014) de Damián Szifrón nominada al Óscar a la mejor película extranjera.

El guion es de Andrés Duprat, hermano del codirector Gastón. Él ha guionizado parte de la carrera de estos directores como un equipo férreo que está dando muy buenos resultados. Ya ha ganado premios como escritor de las historias que cuenta su hermano.

Una película entretenida de ver, cine de autor en estado puro y un regalo para los amantes del séptimo arte. En mi persona mucho más porque cuando he impartido cursos de cine en otros países me he visto en alguna de las situaciones que el protagonista de esta historia. Yo también he ido a ciudades en las que me han agasajado hasta la extenuación viviendo situaciones, a veces surrealistas. Por eso entiendo al personaje en toda su extensión.

 

​Valoración: PARA CUANDO TE APETECE BUEN CINE

Fotograma del nombramiento de "Ciudadano Ilustre" de Salas

Óscar Martínez con el premio al Mejor Actor del Festival de Cine de Venecia

Trailer

(No abrir si van a ver la película ya que desvela información)