EL HOGAR DE MISS PEREGRINE PARA
NIÑOS PECULIARES (Estados Unidos 2016)

​​

EL TIM BURTON MÁS COMERCIAL QUE HE VISTO NUNCA

 

     Hay directores que no tienen término medio, o te encantan o los odias: Woody Allen, Quentin Tarantino,  David Lynch o el claro exponente que es Tim Burton. Pero es que es más, dentro de sus propias filmografías volvemos a la dicotomía, o te encantan sus pelis o las aborreces. Eso me pasa a mí con el excéntrico californiano. Sus historias siempre te hacen sentir algo. Pero muchas veces, nada bueno. Perdonen sus fieles lo que escribo, pero para mis gustos, mis colores. Yo, de su filmografía, sólo salvo: “Bitelchus” (1998), “Eduardo Manostijeras” (1990). “Ed Wood” (1994), “Big Fish” (2003) y “Charlie y la fábrica de chocolate” (2005). 5 de sus casi 20 películas. A partir de ahí, puras paranoias.

     La cinta que vi hoy no me parece del más típico estilo Burton. Esta narración se acerca más a un cine comercial que nos aleja de ese mundo onírico que siempre recrean sus films. Este es un producto hecho por encargo. Se nota. Muchas conversaciones con el productor Peter Chernin me imagino que tuvo que haber para hacerla tan “del gusto de todos los públicos”. Eso se consigue bien en esta cinta. La película se ve fácil. A mí y a mi amiga nos gustó bastante. Una trama bien llevada, un guion bien entrelazado pero plano para que no te pierdas mucho de la historia y con muy pocas tramas secundarias para que no te apartes de un relato que está más cerca del cuento que de la novela.

     El guion está encargado a Jane Goldman que ya escribió alguno para las sagas de X-Men y Kingsman. Basado en la novela de mismo título del primerizo Ransom Riggs nos cuenta la historia de Jacob, un adolescente con problemas que ve morir a su abuelo. En su último suspiro, le pide que vaya a buscar a Miss Peregrine para que ella le cuente quién es él en realidad. Ese viaje le conducirá a una aventura en la que tendrá que ayudar a salvar a unos niños con extraños poderes cómo él.

    El protagonista es Asa Butterfield, que ya me encantó en sus papeles de Bruno en “El niño del pijama de rayas” de Mark Herman (2008) y Hugo en “La Invencion de Hugo” de Martin Scorsesse (2011). El resto del elenco brillante. Samuel L. Jackson haciendo de villano siempre me encanta, Judi Dench es una de mis debilidades y volver a ver a Terence Stamp fue un regalo que no esperaba (todavía ando buscando una copia de su película “Las aventuras de Priscilla, la reina del desierto”). Los niños muy bien elegidos te meten perfectamente en el cuento porque están muy bien dibujados los personajes desde el relato original. Por poner alguna pega, me pareció muy frio y plano el papel de Miss Peregrin encarnado por Eva Green. No digo que fuera una mala interpretación sino que, quizás, el personaje no estuvo bien diseñado. Y me quedo contento con haber descubierto la belleza y el talento de Ella Purnell que hace el papel de apoyo sentimental del protagonista, como mandan incluir los dictados del cine puramente comercial.

     Se echa de menos la música de Danny Elfman aunque aquí esté muy bien resuelta y la fotografía es de Bruno Delbonell (4 veces nominado al Óscar) que, si bien, no refleja esos mundos tan abstractos que busca Burton en sus películas, sí logra recrearnos un mundo de fantasía que hace que haya tensión en gran parte de la cinta. Creo que los pequeños bajones que tienen las dos horas que dura son producidos por la densidad y reiteración en el abuso de los diálogos explicativos que ralentizan algunas partes de la acción pero que sirven para ir revelando al espectador partes que deben entender para que los personajes parezcan creíbles.

     Aun así, sales del cine con la sensación de que lo has pasado bien, que te has entretenido un buen rato y que ha valido la pena darle la oportunidad, de nuevo, a Tim Burton.

 

Valoración: PARA PASAR UN BUEN RATO

El elenco de los niños peculiares

Tim Burton dirigiendo a Eva Green y a Asa Butterfield

Portada del libro de Ramson Riggs

Trailer