EL PLANETA DE LOS SIMIOS (Estados Unidos 2001)

ESTO NO ES UN "REMAKE"... ES OTRO CONCEPTO

 

     Jesús vino a la tierra guiado por una estrella. Predicó sus creencias y con ellas logró que el cristianismo gobernara el mundo durante muchísimo tiempo. Pero el moro infiel siempre quiso arrebatarle el poder. Esto provocó que durante muchos años existieran las guerras santas y que hoy en día haya  muchas matanzas por diferencias religiosas. ¿No sería bonito que todas las religiones pudiéramos convivir juntas en armonía?. Creo que esto es lo que se puede plantear en esta especie de “remake” de aquel “Planeta de los Simios” protagonizada por el genial Charlton Heston.

 

     Esta metáfora que acabo de exponer se me hizo más presente cuando uno de los “simios” indicó que si monos y humanos podrían estar enterrados juntos sin ningún tipo de símbolo en sus lápidas. Tim Burton se aleja con esta cinta de su antecesora a la que no ha hecho un “remake” al uso. En esta película ha aprovechado los personajes y la situación para concebir una nueva historia y una nueva visión de la sublevación de los humanos en un planeta dominado por los simios.

 

     Sutil y muy diestro con la cámara, como siempre lo ha sido Burton, logra crear un lirismo rayando en lo poético en una película que debería calificarse de efectista. Darle el tono adecuado para hacer arte y comercio a la vez es uno de los secretos para que esta película sea tan agradable de ver y acabe gustando a todo tipo de público. Con una elección de actores muy adecuada e inteligente vemos como cada secuencia va cogiendo la tensión adecuada por el movimiento de cámara como por las interpretaciones.

 

     Mark Wahlberg, que me impresionó en “Boogie nights”, logra un papel de héroe discreto que da relevancia a todo el resto del elenco. Tim Roth esta impresionante en el papel del General Thade. Hay secuencias en las que da hasta miedo con sólo un movimiento de labios. Y destacable también es la ternura que imprime Helena Bonham Carter debajo de esa máscara de simia. La única que desentona en todo este plantel y que no entiendo porque arte fue elegida es la modelo “Chanel”: Estella Warren. La chica guapa de la pelí no está a la altura de las verdaderas sex symbols que han realizado papeles similares (quién no recuerda a Rachel Welch en “Hace un millón de años”, eso si era un cuerpo).

 

     Pero lo más destacable, y hoy por hoy nos aventuramos a profetizar algún Óscar, es el maquillaje de los simios. El trabajo, que se nota costoso, está muy perfectamente realizado. Rick Baker ya obtuvo un Óscar en 1991 por el maquillaje de “Un hombre lobo americano en Londres”. Este podría ser el segundo. La ambientación y los decorados están muy a la altura de los tonos semioníricos que Tim Burton imprime a sus películas. Por ello ha echado mano del suyo, del que ya debe estar muy compenetrado: John Dexter.

 

     En fin, que los que vayan con la añoranza de ver un “remake” del clásico protagonizado por Heston no van a verse saciados por esa razón . Pero que les aseguro que van a encontrar una historia entretenida y con muchos guiños a la civilización actual como segundas lecturas.

 

 

Valoración: MUY BUENA

 

 

Tim Roth, genial como siempre

Tim Burton diriendo a los simios