NUEVE REINAS (Argentina 2000)

 

AUNQUE LA PELÍCULA VAYA DE TIMOS... TÚ TRANQUILO, QUE TU DINERO ESTÁ BIEN APROVECHADO

 

     Hace tiempo que tengo una filosofía hacia la distribución de las películas en Europa. La verdad es que el razonamiento es mas bien simple, pero efectivo. Si una película latinoamericana independiente logra salvar las barreras y distribuirse en las salas comerciales españolas es porque algo tiene. Esa razón me llevó a la sala a ver la película argentina: "Nueve Reinas". SabÍa que me iba a gustar por lo que acabo de explicar. Y, por supuesto, lo hizo.

 

     Una película sin grandes efectos visuales y un empaque a lo pobre no logra desconcentrarte de lo que realmente es importante en esta película: el guión y las tramas que de él se van desgranando para dar giros a la hisotria que te mantiene atento y con ganas de sabe más de cada uno de los personajes. Una pareja de timadores van a dar el golpe de su vida. Doce horas que pueden cambiar todo su futuro. Alrededor de ellos todo un mundo de sórdidos personajes con sus problemas y sus propias intenciones.

 

     La gran cantidad de giros que da la película es digno de estudio. Si ya vimos en “El sexto sentido” de M. Night Shyamalan o en “Los otros” de Amenabar que se suceden las escenas para captar la atención en un gran giro final, en esta película lo que destaca es el ritmo generado tan organizadamente por un sin fin de giros de vuelta que da la historia y que te mantienen en tensión para ver la resolución final de la cuestión principal: ¿lograrán conseguir el timo final?. Mas o menos como en “El Golpe” de George Roy Hill.

 

     Yo tengo razones muy personales para que me alegre tanto que a la gente le este gustando tanto está película. Los que trabajamos de guionistas siempre nos alegramos de que una película de éxito se base, principalmente, en un buen guión. Pero si esta, además, lo hace con algunas de las ideas que tú has plasmado en tus guiones, te hace confiar que estás en el camino y que algún día también puedes hacer cosas importantes.

 

     Fabian Bielinsky era un Ayudante de Director que escribió un guión que ganó el Primer Concurso de Guiones que organizó Patagonik en 1998, premio que le permitió filmar su película de presentación. Tampoco es que tenga tanta experiencia en la escritura de guiones, pero este la ha salido tan fresco como los que nos salen a todos los que empezamos en este oficio.

 

     Los actores Ricardo Darin y Gastón Pauls, los timadores, dan un aire de veracidad a la película. Un toque de esto pasa todos los días, es más normal de lo que parece. Los timadores llenan la ciudad y esto está muy bien captado por las interpretaciones tan naturales y por la fotografía realista de Marcelo Camorino (que también hizo la de la coproducción española "El faro del sur" de Eduardo Mignogna).

 

     En definitiva un buen ejercicio para la inteligencia de los espectadores que tendrán durante toda la película la sensación de ser manipulados.

 

 

Valoración: MUY BUENA

 

 

Fotograma