OCHO APELLIDOS CATALANES (España 2015)

SI TE RIES... ES QUE SE CUMPLIÓ EL OBJETIVO

 

     Está claro que el éxito de esta película viene precedido por el veradero éxito de su predecesora "Ocho apellidos vascos". Sin la primera, esta película hubiera pasado a ser una de las tantas comedias del cine español que pasan de moda en dos días. Pero no, estás películas estan marcadas para convertirse en clásicos del cine español. Además, los records que han cosechado merecidamente (pese a que sus detractores no quieran verlo) les van a hacer un hueco en la historia del cine patrio.

 

     Yo, como siempre, iba con mis reticencias. Reconozco que cuando fui a ver "Ocho apellidos vascos" no pensé, ni de lejos que me iba a reir tanto. Y eso que mi sobrina y yo somos fans de los monólogos de Dani Rovira desde sus comienzos y nos sabemos muchos de ellos de memoria. Pero el cine es otra cosa. ¡Cuantos humoristas no se han dado el batacazo al llegar al cine!. Obvio que muchos de ellos han sido por meterse en proyectos en los que pedominaba el lucimiento del artista en detrimento de un buen guión.

 

     He de reconocer que con Dani Rovida han encontrado un filón. Ese estilo de "no se si interpreta o hace de si mismo y el tipo es así" le funciona de maravilla. ¿La razón?, pues que te crees al personaje y todas las cosas que le pasan. Apoyado en el tandem con Clara Lago que, aunque no me encanta como actriz, reconozco que el personaje le viene como anillo al dedo.

 

     Mención especial a Karra Elejalde, con mucho más peso que en la primera pelicula creo que es el verdadero triunfador de esta. Un actor del que me declaro devoto y del que si el Gobierno de Canarias me hubiera subvencionado mi cortometraje "Abortos" hubiera sido uno de los protagonistas. Desde ese proyecto en que se hubiera venido a Canarias, cuando estaba en la cima de su carrera, a trabajar con un director que no había hecho ningún cortometraje en ese momento. Eso le avala como persona y como artista. En esta película, para mi, es lo mejor de todo.

 

     Pero vamos al guión. Para mi, el guión de "Ocho apelldos vascos" es de los mejores que he visto en el cine contemporáneo de nuestro país. Sí, una película sin grandes alardes técnicos y sin una produccion elevada, basaron su fuerza en contar una historia que te atrapara y, sobre todo, que te hiciera reir. Y eso lo consiguieron ¡y de qué manera!. Yo salí del cine con dolor de cuello de tanto reirme.

 

     El guión está firmado por Borja Cobeaga y Diego San José. Yo soy fan de Borja desde que vi su cortometraje "Éramos pocos" [VER CORTO] que fue nominado a los Óscars en en año 2005. Sus largometrajes no han tenido el gran reconocimiento del público ("Pagafantas", "No contoles" y "Negociador") pero parece que lo de escribir se le da mucho mejor. Se asoció con Nacho Vigalondo, un director que tambien optó al Óscar con su corto "7:35 de la mañana" [VER CORTO] y del que yo esperaba mucho más de él cuando lo conocí en el Festival de Cine de Maspalomas donde los dos fuimos premiados.

 

     Borja Cobeaga, además, ha sido guionista del programa de humor de la ETB "Vaya semanita" y realizador de "Gran Hermano". En esta saga "de los apellidos" se ha asociado con Diego San Jose, uno de los pesos pesados del humor en España y que ya trabajaron juntos en la ETB. Diego, para que sepan, ha sido guionista de "El Intermedio" o "La hora de José Mota". Es obvio que, con estos dos, el humor estaba más que asegurado. Si a eso le sumas Dani Rovira, Karra Elejalde y Carmen Machi pues tenemos lo que tenemos: Uno de los mayores éxitos de nuestro cine.

 

     Me queda comentar al director: Emilio Martinez Lázaro. No es un gran cineasta, según como se mire. Su narrativa es muy convencional, nada de planos que te quedas con la boca abierta, nada de iluminaciones que te generen sensaciones, nada de esto. Pero estas cosas son prescindibles cuando tienes un buen guión y una visión comercial sin precedentes. Con sus películas rompe esquemas y crea tendencias. Y si eso no es ser un gran cineasta, que venga Dios y lo vea. De su cosecha títulos tan recordados como "Al otro lado de la cama" (2002) que me encanta, "Amo tu cama rica" (1991), "Los peores años de nuestra vida" (1994), "Carreteras secundarias" (1997) y la 14 veces nominada a los Goya "13 Rosas" (2007). Vamos, un tipo más que brillante a los mandos de esta nave.

 

     En resumen, que esta película se ha hecho por y para que se ría la gente. Eso lo logra con una efectividad aplastante. Yo salí anoche de verla con la sonrisa en la boca. Solo un defecto le vi, que más que defecto llamaría fallo: la conversión de los personajes después del clímax final me parece muy falsa y desdibuja mucho a los personajes. La forma en que el personaje de Rosa Sardá finaliza la película no está acorde a todo lo que nos han contado en ella misma. No pueden tenerle todos tanto miedo por ser incomprensiva y acabar siendo un modelo de comprensión. Pero bueno... yo, con el tiempo, la voveré a ver porque reirte te ríes... y mucho.

 

Valoración: BUENA

PD: De esta película me llevo dos cosas más: volver a ver esperanza Pedreño (la Cañizares de "Cámara café") que la echaba de menos y descubrir a Belén Cuesta (a la que voy a seguir de cerca). Esta última ya había trabajado con Martínez Lázaro en "La montaña rusa" y para ella es el momento que mas me reí en este disparate cuando estaba en la cama con Dani Rovira y empiezan a sincerarse de "sus cosas".

 

 

El complot

Clara Lago y Dani Rovira, la pareja de moda del cine español