Y TU MAMÁ TAMBIÉN (México 2001)

UN INUSUAL REALISMO PARA INTRODUCIRNOS DENTRO DE NUESTRA MÁS CRUDA REALIDAD

 

     De sorprendente se puede calificar esta narración, aunque lo que nos cuenta realmente es una historia de lo más común. ¿Como puede sorprender una historia común?: por la forma de ser contada. Estamos acostumbrados a que el cine siempre nos ofrece lo que los que nos dedicamos a esto llamamos: una realidad fílmica. Esto quiere decir que reflejamos la realidad pero desde el punto de vista que quede bien en pantalla. "Los diálogos no tienen que ser como los que se hablan en la calle ni tienen que parecer antinaturales" me recalcaban mis profesores de guiones.

 

     Pero en esta historia la realidad llega a puntos sorprendentes. Una persona en busca de la libertad y sin nada que perder en este mundo es capaz de vivir en plena autodeterminación porque nada ni nadie le puede recriminar nada, sólo ella misma. Una desbordante Maribel Verdú encarna a Luisa Cortes, una chica que decide empezar una nueva etapa en su vida para encontrarse y disfrutar cada momento que le quede de vida. Para ella, la vida se concierte en un continuo de pequeños placeres de los que poder disfrutar uno a uno.

 

     En su camino se cruzan dos chicos con los que decidirá poner tierra de por medio de su vida anterior tan atada a la sociedad. Diego Luna (que ya pudimos ver en un pequeño papel en "Antes de que anochezca" de Julián Schnabel con Javier Bardem) y Gael García Bernal (premiado por tu trabajo en "Amores Perros" de Alejandro González Iñarritu junto a Goya Toledo) han sido premiados como mejores actores en el pasado Festival de Venecia por su interpretación de estos dos jóvenes amigos que intentan conocer el mundo y a si mismos.

 

     El guión, también premiado en el Festival de Venecia, esta firmado por Carlos y Alfonso Cuarón. Este último dirige la cinta al igual que ya hizo con "Great Expectations" una perlícula que, pese a las expectativas, no logró una meta deseada a pesar de contar con un reparto de lujo: Ethan Hawke, Gwyneth Paltrow, Anne Bancroft y el mismísimo Robert de Niro. Aquí dirige una pelí llegando al límite entre lo convencional y acercándose al dogma. Una película muy realista de factura tanto como de conceptos.

 

     Destacable la fotografía tan "al libre albedrío" en el que una historia cruda se realiza con unos movimientos de cámara a hombro bastante crudos a veces. Firmada por Emmanuel Lubezky del que ya hemos podido admirar cintas como "Como agua para chocolate" de Alfonso Arau o "Sleepy Hollow" de Tim Burton. Admirable como supo retratar a Maribel Verdú y esa fuerza que siempre lleva dentro.

 

     En definitiva que no entendemos como en México ha sido declarada pornografía cuando el sexo explícito que se ve en las imágenes es muy artístico y que es necesario para que la historia coja ese punto de descarnada que nos haga comprender el tormento interior de los personajes sometidos, cada uno, a sus propias circunstancias.

 

 

Valoración: MUY BUENA

 

 

Los tres protagonistas

La diversión en estado puro